Registrate | Inicia Sesion

Buscar este blog

Cargando...

sábado, 25 de enero de 2014

ENFERMEDADES MÁS COMUNES EN LAS TORTUGAS ACUATICAS "OREJAS ROJAS"



Si ves que tu mascota se comporta de una manera diferente, casi no se mueve, no come o simplemente quieres saber como prevenirla de enfermedades, esta guía te será de mucha ayuda.

INFECCION OCULAR: La más común de estas enfermedades. Si notas que mantiene cerrados los ojos o los tiene hinchados y además de esto pierde el apetito, es casi seguro que tiene infección ocular. Algunas de las razones por la que surge esta enfermedad son: agua sucio o falta de vitamina A. La solución para esto es limpiarle dos veces al día los ojos con una mezcla de agua con sal o una solución 3% ácido bórico y 97% agua destilada.
Es muy importante que se asegure que le entre en los ojos, ya que por lo común van a rechazarlo. Si es por deficiencia de vitamina A, entonces tendrá que incluirla en su dieta. Si no ve mejoría en cinco días acuda al veterinario. También existen casos en que la infección se da por alguna bacteria, si este fuera el caso lo recomendable es llevarla inmediatamente al veterinario, ya que para curarla se necesitan antibióticos.


PROBLEMAS RESPIRATORIOS:
El resfriado o mucosidad es una infección del aparato respiratorio que puede tener diversas causas.
Puede afectar a cualquier especie, pero son especialmente sensibles a esta infección algunas como la Geochelone Pardalis (tortuga leopardo) o la Testudo Graeca.
Puede ocurrir en cualquier época del año, es difícil de detectar en las primeras fases de la infección, y las tortugas afectadas suelen recaer, a pesar de someterlas a tratamiento.
Si un animal ha sido infectado, puede, y de hecho lo hace con frecuencia, convertirse en un transmisor de la infección. A un no mostrando ningún síntoma, puede infectar a cualquier tortuga que este en contacto con ella.
Es mas común cuando se tienen muchas tortugas juntas, y además de distintas especies, y puede extenderse extraordinariamente rápido si no se toma una medida de prevención.
Si el resfriado no se atiende, puede convertirse en neumonía aguda o crónica.
Hay diversos factores que pueden incrementar las posibilidades de que una tortuga desarrolle una infección del aparato respiratorio: un entorno polvoriento (el polvo puede irritar las membranas que provocan la mucosidad), cuerpos extraños alojados en la nariz, humedad o temperatura inadecuadas, falta de luz solar, que las tortugas permanezcan en una zona con hierba húmeda (césped), sin acceso a arena, gasificación, mal nutrición y estrés.
Prevención
Una dieta equilibrada es la base fundamental para mantener la tortuga en buenas condiciones; a las tortugas les encanta, al igual que a los humanos, la "comida basura"
Si se les alimenta de forma continua con la típica comida que siempre esta a mano en una cocina (lechuga, tomate....), se les hace mucho daño, a pesar de que aparentemente disfruten comiéndolo. Durante los años el daño aumenta sin ser detectado.
La tortuga puede estar tomando el sol, comiendo, durmiendo, aparentando estar sana, cuando en realidad su salud se esta deteriorando, hasta llegar a un punto en que las cosas empiezan a empeorar de forma radical.
Esta tortuga tiene mas posibilidades de morir cuando enferma que otra que tiene la posibilidad de alimentarse de "comida natural" (por ej. hierbas silvestres).
Esta otra tortuga tiene unos músculos fuertes, y tiene un aporte de vitaminas suficiente para asegurar que su sistema inmuno defensivo la proteja del ataque de agentes causantes de enfermedad.
Una tortuga que esta mal nutrida no tiene esa protección contra enfermedades, no le quedan defensas para hacer frente a "agentes invasores", y normalmente se vera afectada por cualquier infección por poco importante que esta sea.
Hay que tener especial cuidado al incorporar una nueva tortuga a la "colección".
Un periodo de cuarentena y observación mínimo puede ser de 6 meses, ya que la tortuga puede estar afectada por alguna enfermedad (aunque no muestre síntomas de ello), y ser por tanto un agente de contagio.
Otro aspecto importante es evitarle a la tortuga el estrés; perros u otros animales que molesten a la tortuga, excesivo numero de tortugas juntas, agresión de otras tortugas....
El estrés produce cambios bioquímicos en el animal, entre ellos la producción de estreñidse que por periodos suprimen el sistema inmuno defensivo. Los animales afectados por el estrés tienen más probabilidades de sucumbir ante alguna infección que los que no están afectados.
El estrés es casi imposible de detectar hasta que es demasiado tarde, y puede afectar a la salud general del animal en el largo plazo.
Hay que evitar los refugios en zonas húmedas, y proporcionar a la tortuga un lugar seco y abrigado para que pase la noche.
El aspecto más importante para prevenir el resfriado es no permitir el contacto entre animales de diferentes especies. Animales de áreas diferentes áreas tienen diferentes formas de defenderse de agentes patógenos; un organismo que puede ser inofensivo para una especie puede ser letal para otra.
Tratamiento
Si lo peor ha ocurrido, y una tortuga "se ha resfriado", aquí se puede hacer
Primero hay que comprobar que no haya alojado en las fosas nasales ningún cuerpo extraño como una semilla de alguna hierba, un trozo de planta...Si se encuentra alguna debe ser retirada de forma inmediata y la zona desinfectada con unas gotas como se describe mas adelante.
Si el cuerpo extraño no es el culpable, debe tomarse una muestra de la mucosidad en algodón esterilizado y llevarla a un veterinario para que la analice.
El resultado de este análisis dirá que organismo es el causante de la infección, y que antibiótico resultaraefectivo contra el. Esto es lo más importante, ya que es imposible que un solo antibiótico funcione contra todos los microbios.
La mayoría de las infecciones en los reptiles están causadas por lo que se conoce como "organismos gram-negativos" ("gram-negative" en ingles), y el saber esto facilita al veterinario la tarea de encontrar un tratamiento que funcione.
Así, si no se puede realizar un análisis, o mientras se espera el resultado de los análisis, se puede comenzar el tratamiento con un antibiótico efectivo contra los organismos gram-negativos.
En infecciones leves, el tratamiento consiste en gotas de antibiótico administradas en las fosas nasales una vez al día.
Los antibióticos mas usados son Oxitetraciclina (Terramicina), Tylosin, y, especialmente, Enrofloxacin (Baytril).
Primeramente hay que limpiar la nariz del animal con una toallita de papel de usar y tirar para retirar el máximo de mucosidad posible.
Después se introduce una vez al día una gota de antibiótico en cada orificio de la nariz, usando para ello una jeringuilla, mientras se mantiene a la tortuga en posición vertical para asegurarse de que la medicina llega hasta el fondo de la
cavidad nasal.
El tratamiento es preferible realizarlo a lo largo de la tarde antes de que el animal se retire para dormir.
Si el tiempo este húmedo o frío, es preferible mantener la tortuga en una caja dentro de casa, en un lugar húmedo.
Casos graves requieren que se mantenga a la tortuga caliente (por ej. mediante una placa térmica) mientras dura el tratamiento.
El tratamiento hay que continuarlo durante una o dos semanas a partir de que los síntomas han desaparecido para evitar recaídas.

Respecto al uso de antibióticos, hay que tener en cuenta que algunas tortugas (las leopardo en particular) pueden ser alérgicas al Baytril.
Los efectos mas comunes de la alergia son el vomito y/o espuma en la nariz y boca.
Por supuesto, si el resultado del análisis muestra que hay que usar otro antibiótico, hay que suspender inmediatamente con el "tratamiento de urgencia".
Nunca debe usarse cortisona, puesto que suspende el sistema inmuno defensivo de un ya de por si débil animal.
Aunque el tratamiento funcione, hay que recordar que las condiciones que causaron inicialmente la infección (estrés, mal nutrición...) pueden persistir, y hay que corregirlas para evitar recaídas.
Puede suceder que el tratamiento no surja efectos, ya que hay infecciones complicadas; puede haber mas de un organismo implicado, o puede tratarse de una neumonía crónica.
Puede haber diferentes razones, y cualquiera que sea la causa hay que actuar rápidamente.
Hay que consultar al veterinario, pues puede ser necesario proceder a inyectar antibióticos.
Estas inyecciones suelen ser administradas cada 48-72 horas, porque el proceso metabólico es lento, y la medicina puede acumularse en el organismo de la tortuga hasta alcanzar niveles tóxicos.
Es muy importante mantener al animal a una temperatura elevada durante el tratamiento, porque esto acelera el metabolismo y la asimilación de la medicina y además estimula el sistema defensivo.
La temperatura normalmente recomendada esta entre 28º-30º.
Es ase mismo muy importante la hidratación del animal; si la tortuga no bebe, se le puede suministrar fluidos (por ej. suero) mediante inyección subcutánea.
Algunas medicinas afectan el sistema renal, y pueden producirse fallos renales si la hidratación no se mantiene.
Dependiendo de la droga usada, se requieren entre 5-10 inyecciones.
Cuando se usan medicinas nephrotoxicas (que dañan el sistema renal) estas suelen inyectarse en los miembros delanteros, puesto que de hacerlo en los traseros el riñón podría verse dañado. Con otras medicinas pueden usarse también los miembros traseros.
Como resumen, el "resfriado" en una tortuga no debe compararse con el resfriado en una persona, y pensar que se curara con el tiempo. El tratamiento es esencial, lo antes posible.
Mientras mas tiempo se deje pasar, peor, y si no se actúa rápido la tortuga puede morir.
Hay que inspeccionar periódicamente la nariz, y a la primera muestra de mucosidad, hablar con un experto.


NOTA: Los síntomas que suelen presentar son mucosidades o líquidos que le salen de la nariz, respiración con la boca abierta, nadar inclinándose a un lado, perdida del apetito y falta de actividad. Para tratarlas tendrá que aumentar la temperatura y asegurar ventanas o puertas para evitar corrientes.


PROBLEMAS DIGESTIVOS: Las alteraciones que se manifiestan en el nivel intestinal responde a dos reacciones contrarias: el estreñimiento y la diarrea. El primero se produce por una dieta inadecuada, pobre de sustancias o vitaminas, que disminuye considerablemente el aporte de fibra. Para remediarlo se debe remojar al animal en un baño de agua templada durante 30 minutos, cubriendo la parte baja del caparazón. Si este remedio casero no funciona, se debe consultar al veterinario inmediatamente.

Por otra parte, la diarrea suele estar provocada por un exceso de fruta en la dieta, por un alimento en mal estado, por una sobre alimentación, o por el suministro exclusivo de lechuga. Ante estos casos, basta con añadir a la comida un poco de alfalfa o proporcionarle a tu mascota un alimento menos hidratado. Para prevenir esto, es necesario ser muy responsable en cuanto al aseo y cuidados de nuestra tortuga, revisar la fecha de caducidad del alimento para estar seguros de que la comida que le damos a nuestra mascota está en buenas condiciones.



ABLANDAMIENTO DEL CAPARAZÓN: Esto se presenta principalmente por dos razones, una por falta de calcio y otra por falta de luz. Si cuenta con calcio en su dieta es importante proporcionarle luz para que pueda asimilarlo y si se cuenta con las dos, incrementar el tiempo de exposición. Si no ve mejora o el ablandamiento es muy avanzado consulte inmediatamente al veterinario.

HONGOS EN EL CAPARAZÓN: Si se da cuenta de que su mascota tiene una capa blanca como de algodón en su caparazón, lo mejor es dar baños de agua tibia y salada por 30 minutos al día y tenerla afuera del agua por lo menos 10 horas al día, ya que los hongos se desarrollan en la humedad. Si después de dos o tres días no ve ninguna mejoría vaya al veterinario.



Fuente ;: http://tortugadeorejasrojas.blogspot.mx/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Se libre de comentar ó de informar sobre algo más sobre las tortugas.